Poco a poco el sol se va abriendo paso y vamos dejando atrás los días de frio, nieve y lluvia. La primavera y el verano llamarán a la puerta cuando menos nos demos cuenta.