A pesar de las innumerables subidas en todos los conceptos, vamos a mantener los precios vigentes en verano durante todo el invierno, incluida la calefacción.